RODÓ UNA CAMPEONA

La ciclista María Luisa Calle, de 46 años, es el 12º no negativo en los controles antidoping de los Juegos Panamericanos. La colombiana, ex campeona panamericana y mundial, ya había vivido un episodio de dopaje en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

La ciclista colombiana Calle no podrá competir en las pruebas de ruta.

La ciclista colombiana Calle no podrá competir en las pruebas de ruta.

Continúa subiendo la cifra de análisis declarados “no negativos” en el entorno de los Juegos Panamericanos de Toronto. Ayer, a última hora, la propia delegación colombiana anunció que uno de sus estandartes como es la veterana ciclista María Luisa Calle, de 46 años, no superó uno de los análisis realizados tras competir en la persecución por equipos por lo que no podrá tomar parte de las pruebas de ruta. El laboratorio detectó la presencia de GHRP 2, un potenciador que libera la hormona de crecimiento. Esta sustancia prohibida se utiliza para fortalecer tendones y ligamentos y sirve para aumentar la masa muscular.

Calle (triple oro panamericano y campeona mundial de pista en 2006) ya tuvo un episodio vinculado al dopaje en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 tras quedar tercera en la prueba por puntos. En el dosaje aparecieron trazas de la sustancia sopante heptaminol, por lo que fue inicialmente despojada del bronce, pero tras una dura batalla legal convenció al Comité Olímpico Internacional que el positivo fue producto de la ingesta de un analgésico permitido y pudo recuperar su medalla un año más tarde.

Con el de Calle suman 12 los casos detectados en los análisis realizados en Toronto con lo que estos Juegos se acercan a la cifra máxima de 16 de Caracas 1983. Dos de ellos costaron medallas: la de bronce de la luchadora geselina Luz Clara Vázquez en 69 kilos (le detectaron hormonas y un modulador hormonal) y la plateada del nadador peruano Mauricio Fiol en los 200 metros mariposa (le reportaron trazas del esteroide anabolizante estanozolol). Tampoco pasaron los controles dos pesistas: la mexicana Cynthia Domínguez (esteroide anabólico oxandrolone) y el brasileño Patrick Mendes (dehidroclorometiltestosterona, derivado de la testosterona). Hay tres beisbolistas: el colombiano Javier Ortiz (estanolozol), el puertorriqueño Nelson Gómez (el esteroide boldenone) y el dominicano Mario Carrillo (estimulante dimethylbutylamina). También figuran dos luchadoras: la nicaragüense Elverine Jiménez (utilizó la hormona prohibida DHEA) y la paraguaya Stephanie Bragayrac (le detectaron el diurético furosemida), así como el boxeador hondureño Merin Zalazar (también uso furosemida) y el ciclista chileno Carlos Oyarzún (utilizó FG 4592, un producto similar a EPO que se usa en tratamiento de anemias).

La lista de detectados podría ampliarse a 13 si se tiene en cuenta que la pesista guatemalteca Astrid Camposeco fue informada en suelo canadiense de un control fallido que se le había realizado en mayo en su país.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s