DEPORTE BICENTENARIO

Hoy se celebra el bicentenario de la independencia de nuestro país, una nación sumamente ligada al deporte. Aunque existen pocos registros, los habitantes de aquellas Provincias Unidas del Río de la Plata hacían muy variadas actividades físicas, algunas sumamente vinculadas al deporte moderno.

0 poli

Recreación de un partido de pato por el inmortal Florencio Molina Campos.

Desde este rincón del planeta se han aportado conceptos y objetos vitales para el deporte moderno. Cancha, el escenario por excelencia de todo relato deportivo, deriva de la palabra quechua kancha (recinto cerrado). Además América proveyó a la humanidad el caucho, el material que permitió cambiar la forma del útil: la pelota pudo ser verdaderamente esférica, viva, ligera, con rebote y capaz de movilizarse por varios metros a diferencia de los toscos esferoides que se usaban en Europa para los juegos grupales, rellenos de paja, plumas o trapos, con cubiertas de origen animal (vejigas) o textil.

Además de contar con una amplia variedad de juegos de azar y divertimentos relacionados en su funcionamiento a los naipes, dados, el gallito ciego o las escondidas, nuestros pueblos originarios tenían una amplia selección de actividades que podrían ser asimiladas a deportes modernos por su respeto a las normativas, el valor agonístico que se le daba a la victoria y hasta el componente espectacular que poseían. Tobas, Matacos, Pilagás, Mocovíes y Mapuches disputaban un primigenio hockey. Araucanos, Mocovíes, Selknam, Charrúas, Pampas, Mbyá y Mapuches competían en certámenes de lucha; Mocovíes, Mapuches, Tobas, Pampas, Ranqueles y Araucanos disputaban encuentros de habilidades con pelotas mientras que los Guaycurúes se pasaban con la mano un elemento cubierto con plumas de ñandú al estilo del bádminton. Para medir sus destrezas, los Charrúas competían en el lanzamiento de boleadoras y lanzas, los pueblos de las llanuras demostraban su capacidad aeróbica realizando competencias pedestres de largo aliento y los Selknam tenían carreras de velocidad, mientras que Tobas, Mbyás, Mocovíes, Vilelas y Guaicurúes y hasta los fueguinos Selknam disputaban pruebas de natación.

La llegada de las primeras avanzadas españolas a territorio nacional, en el siglo XVI, implicó un doble movimiento de eliminación de los usos establecidos en nombre del nuevo orden y la imposición de nuevas costumbres a partir de la idea directriz del eje monarquía-religión. Por eso se eliminó la mayoría de las actividades lúdicas nativas consideradas pecaminosas, y se estimularon las corridas de toros. Otra actividad hispana, la pelota, comenzó a disputarse en frontones; el primero registrado en Buenos Aires data de 1776. La introducción del caballo había generado más de un siglo y medio antes la aparición del pato (se lo menciona en una carta episcopal fechada en 1611), así como carreras cuadreras y de sortija y además de la doma. Además, en las pulperías se jugaba a la baraja y la taba y había espacios reservados para las riñas de gallos.

Las invasiones inglesas trajeron los sports británicos: los jefes ingleses prisioneros de guerra en el Cabildo de Luján disputaban partidos de tenis mientras que la soldadesca se mantuvo activa en su cautiverio disputando partidos de cricket. Uno de los que se quedaron, el médico escocés Andrew Dick, intentó introducir las carreras a pie “como ejercicio higiénico a la par que recreativo y con cierto carácter deportivo”. Su prédica fue tal que a fines de 1817 o principios de 1818, en un campo de las afueras de la ciudad de Buenos Aires, se desarrolló la primer competencia atlética de la cual se poseen constancias escritas en nuestro país, fiscalizada por el mismo Dick, quien esa tarde habría caminado unos 40 km en poco más de cinco horas y media empresa que ninguno de los otros participantes pudo completar. Otro profesional extranjero que impartía clases relacionadas con el deporte era Mateo Ducini, quien en 1801 solicitó permiso al Cabildo para establecer una escuela pública de lengua francesa y esgrima, un emprendimiento de muy corta vida.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s