GALLARDA DESPEDIDA

Argentina no cumplió con las expectativas y terminó en el 18º lugar en el Mundial masculino de Francia. Así se cierra un ciclo con Dady Gallardo como entrenador en el que se lograron hitos inéditos como el único oro en los Juegos Panamericanos, dos participaciones olímpicas y dos top 12 en torneos ecuménicos.

000

En Francia se cerró un ciclo de nueve años con Gallardo como DT de la Mayor.

París es una fiesta. Les Experts superaron por 33-26 a Noruega y se consagraron campeones mundiales por cuarta vez en los últimos cinco torneos (desde 2009 a los franceses sólo se les escapó el título en España 2013), una superioridad sólo conseguida por Rumania entre 1961 y 1974. Además, Les Blues repitieron título en casa como hicieran en 2001, en el primero de sus seis festejos grandes.

Parecía que este torneo en Francia sería el gran torneo de la Selección masculina de handball. Sin lesiones en la previa (un karma para Los Gladiadores en cada certamen) y con la experiencia de un rodaje conseguido en cada campaña individual y como conjunto, Argentina aspiraba a entrar por primera vez a cuartos de final (ver link).

La realidad demostró que si bien la parte física era la correcta, no todas las cabezas estaban en sintonía y pequeños desfasajes en momentos clave generaron una actuación por debajo de lo esperado. Algunas derrotas eran previsibles: ante Dinamarca (campeón olímpico vigente) por 33-22 y una contundente caída 35-17 ante Suecia (se le había ganado en su casa, en 2011). Otras, dolieron: 21-17 frente a Qatar (sin tanto poder como el subcampeón 2015) y 31-26 contra Egipto, que mató toda aspiración de playoffs. La imagen se recompuso un poco con los triunfos ante Bahrein (26-17) y Arabia Saudita (24-22) y la caída final ante Polonia (24-22) en la definición de la Copa Presidente (ronda consuelo), que dejó a la Argentina en el 18º lugar.

Luego del último encuentro, Eduardo Gallardo anunció que no seguiría al frente del equipo, cerrando así un ciclo brillante para un handball que carece de estructura interna y cuya evolución se dio gracias a una notable camada de jugadores que crecieron en la competencia en el extranjero. Desde que Dady Gallardo asumió como DT en 2008, los logros hablan por sí mismos: se consiguió el primer oro en Juegos Panamericanos (Guadalajara 2011), las dos únicas clasificaciones olímpicas de la historia (Londres 2012 y Río de Janeiro 2016) y las dos mejores actuaciones en Mundiales, con sendos 12º lugares en Suecia 2011 y Qatar 2015. Ahora será el tiempo de que otra conducción intente superar lo que ya está en los libros.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s