CADa uno por su lado

La Confederación Argentina de Deportes, entidad que nuclea a todas las organizaciones deportivas de nuestro país, sufrió una escisión: mientras los deportes no tradicionales se mantienen fieles a la estructura fundada en 1921, la mayoría de los deportes olímpicos decidió establecer una estructura paralela.

CAD

Con un día de diferencia, CAD realizó elecciones y CDA se presentó en una conferencia.

La Confederación Argentina de Deportes (CAD) aglutina a todas las entidades deportivas de nuestro país e incluye a todos los sectores que lo practican en diversos ámbitos (universitario, laboral, escolar) así como a los deportistas con particularidades como discapacitados y trasplantados. Su nacimiento fue en 1921 gracias a la gestión de los dirigentes de los clubes nacidos en el seno de una clase trabajadora que encontraba en el deporte una nueva forma de representación. Y su finalidad era organizar la primera representación formal en los Juegos Olímpicos. La burguesía, que se consideraba “dueña” del derecho de representación, logró que el presidente Marcelo T. de Alvear creara por decreto el 31 de diciembre 1923 al Comité Olímpico Argentino (COA) con la finalidad de conformar el equipo olímpico para París 1924, entidad que -de acuerdo con la normativa- cesaría en cuanto se generara otra institución que reglara el deporte nacional, lo que le quitaba a la CAD todo su valor.

Las más de nueve décadas de convivencia entre ambas instituciones tuvieron luces y sombras con dos intentos formales desde el COA de hacer desaparecer a la CAD: en 1956, cuando el interventor militar Fernando Huergo decidió separar CAD y COA, y luego en 1982, cuando ocho federaciones (siete de ellas de deportes no olímpicos) lograron frenar el cambio estatutario que impulsaba Miguel Ángel Bruno, para liquidar dicha entidad. En estos días se dio la tercera movida, que puede ser la vencida.

La temporada 2017 trajo novedades en la CAD. A comienzos de años la entidad dejó el piso que había alquilado la gestión de Santa María en Santa Fe al 1500 (había dejado la habitación que ocupaba desde tiempos inmemoriales en el petit hotel de Juncal 1366, la sede del COA) y se mudó a un departamento en Tucumán 326. Y se estableció que en abril debían realizarse elecciones para reemplazar en la presidencia a Víctor Santa María -quien desde su gestión en el SUTERH (sindicato de porteros y encargados de edificio) fundó el multimedios Octubre y también llegó a presidir al club Sportivo Barracas-, más enfocado ahora a su gestión al frente del PJ porteño.

Las discusiones comenzaron al a comienzos de mes el padrón actualizado en el que el número de asociadas creció de 91 a 137 en los últimos dos años. La razón fundamental fue la entrada de una serie de entidades de deportes no convencionales (algunas como kabbadi, lacrosse o football americano, con participaciones oficiales en sus respectivos mundiales), fieles al espíritu de la CAD de representar a toda manifestación deportiva.

El reclamo de los deportes “tradicionales” fue que 30 de esas federaciones figuraban inscriptas desde junio 2015 en el nuevo domicilio que la CAD había oficializado en febrero, por lo que decidieron pedir la impugnación del proceso eleccionario, provocando un quiebre interno. La mayoría de los deportes olímpicos atrajeron a entidades provinciales y de índole educativa para conformar un conglomerado de 50 agrupaciones que el pasado martes 11 se constituyeron oficialmente como la Confederación del Deporte Argentino (CDA). En la presentación en el Cristal Palace Hotel, el nuevo presidente de la entidad, Juan Antonio Gutiérrez (quien también está a cargo de la Federación de Voleibol Argentino), estuvo flanqueado por Mario Moccia (presidente de la Confederación Argentina de Handball y virtual sucesor de Gerardo Werthein al frente del COA) y José María García Maañón (presidente de la Federación Argentina de Karate y Director Nacional de Deportes Federados en la Secretaría de Deportes de la Nación).

Las elecciones pautadas en la CAD se cumplieron un día más tarde con la participación de 48 empadronados. Sin listas opositoras, fue electo presidente Rodolfo Paverini (lideró la gestión anterior a Santa María en Sportivo Barracas y participó como representante del Consejo Argentino del Deporte Alternativo), secundado como vices por Néstor Galarraga (presidente de Taekwon-Do Asociación Argentina) y Verónica Lamberto (representante de Dardos, una de las 30 federaciones observadas desde la CDA).

Si bien no le cerró las puertas a los deportes que decidieron el paso al costado, Paverini marcó la cancha. “Hay un tema de base que son las deudas comprobadas de las instituciones con la CAD. Hay deportes que no pagan la cuota social ($ 1.800 por año) desde 2010. Antes no tenemos registros porque la gestión que estuvo previamente a Santa María perdió papeles en una mudanza. Pero en estos últimos siete años hay una deuda global que ronda los $ 350.000. Hubo deportes como el fútbol, que debía desde 2011, pagó y tomó parte de la elección. Pero no damos de baja a nadie”. Y agregó “De todos no sé qué representatividad puede tener esta nueva entidad porque No puede arrogarse los mismos derechos que la CAD para constituirse ante la Inspección General de Justicia o cualquier organismo de contralor”.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s