EL ORO MÁS ESPERADO

Argentina le ganó a Rusia por 4-2 la final del Mundial Sub 23 en El Cairo (Egipto) y consiguió el primer título en la fecunda historia de un deporte que dio muchas alegrías en los últimos 35 años.

ArgentinaplayerscelebratewinningMensU23WorldChampionship.jpg

La línea empezó en 1982, cuando en el Luna Park un grupo de adolescentes guiados por Sohn Young Wan se le animó a las potencias y casi de prepo se metió inesperadamente en el tercer escalón del podio del Mundial de mayores, un grupo que se mantendría casi una década y confirmaría sus valores al repetir el bronce en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 y jugar un gran Mundial en Brasil 1990 antes de caer ante la por entonces imbatible Italia de Julio Velasco.

Las nuevas generaciones abrevaron de aquel notable equipo y, con varios hijos y sobrinos del equipo original, mantuvieron la bandera nacional flameando en los podios de los Mundiales formativos. En la última década llegaron tres platas (Sub 21 de Brasil 2011 y México 2015 y Sub 19 en Argentina 2015) y dos bronces (Sub 19 en India 2009 y Sub 17 en Italia 2009). Pero nunca un oro.

Hasta hoy. En Cairo Stadium Halls Complex, la Selección Sub 23 a las órdenes de Camilo Soto quebró la racha. En el torneo que probó nuevo formato de puntuación (al mejor de siete sets de 15 puntos), los pibes nacionales superaron a Rusia y se sacaron las ganas.

El plantel (con un heredero de la generación inicial como el punta Jan Martínez –hijo del Mono Esteban- junto con los armadores Matías Sánchez y Gaspar Bitar, los centrales Gastón Fernández, Edgar Vieira y Liam Arreche, los opuestos Germán Johansen y Agustín Loser, los receptores Brian Melgarejo, Ignacio Luengas y Andrés Arduino y el líbero Santiago Danani) ganó la zona clasificatoria tras derrotar en el debut, el viernes 18, a Irán (4-2), Argelia (4-0), Turquía (4-2), y China (4-0) y caer con lo justo ante Rusia (4-3, 16-14 en el séptimo).

A todo o nada, ayer fue el turno de semifinales, con una trabajosa pero justa victoria contra Cuba por 4-2. Hoy, a la hora señalada, revancha del único tropiezo en el camino, con un merecido 4-2 (15-10, 15-11, 16-14, 14-16, 13-15 y 15-9) en el que brilló Johansen (MVP del torneo) así como deslumbró en el pase Sánchez (mejor armador del certamen).

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s