LOS NOMBRES DE SIEMPRE

La delegación nacional se trajo de los Primeros Juegos Mundiales sobre Ruedas en Nanjing (China) 11 medallas, dos de ellas doradas, ambas en patinaje artístico: la bonaerense Anabella Mendoz hizo triplete en figuras mientras que el equipo santafesino Millenium consiguió su octavo triunfo en grupos.

patin

Una postal del equipo argentino en Nanjing.

La Federación Internacional de Patinaje (FIRS, por su acrónimo en inglés) decidió un cambio en sus calendarios y, a partir de esta temporada, unificó todas sus competencias mundiales en un solo torneo: los Juegos Mundiales sobre Ruedas. La elegida para el certamen inicial fue Nanjing, que el año último había albergado las pruebas de velocidad. Durante dos semanas (desde el domingo 27 de agosto al domingo 10 de septiembre) los ojos del mundo sobre ruedas apuntaron a China como lo harán, dentro de dos años, a Barcelona, la siguiente sede.

Argentina llevó un equipo que compitió en patinaje artístico, velocidad, hockey sobre patines, hockey inline y skate y que cosechó un total de 11 medallas, dos de ellas doradas.

Los dos oros llegaron en patinaje artístico. El primero lo obtuvo la bonaerense Anabella Mendoz. La representante de San Lorenzo se impuso en la prueba de figuras elite, competencia que ya había ganado en los dos torneos previos (Cali 2015 y Novara 2016) dejando en claro su hegemonía. En esta prueba, la también bonaerense Elizabeth Soler se colgó bronce y su hermana Giselle (multicampeona juvenil en ediciones pasadas) fue cuarta en su debut en la categoría mayor.

El otro éxito lo logró Millenium en la categoría Precisión. El equipo de 20 patinadoras con base en Casilda dirigido por Jorge Menichelli volvió a ratificar su excelencia para sumar su octavo título, luego de haber ganado los torneos de Buenos Aires 2003, Kaohsiung 2008, Portimao 2010, Brasilia 2011, Auckland 2012, Taipei 2013 y Cali 2015.

El patinaje artístico también aportó una de las tres plateadas: la del misionero Edgar Waterbor en libre junior. También fueron de plata Las Águilas del hockey sobre patines. El equipo formado por las arqueras Anabella Flores, Andrea Jara y las jugadoras de campo María Luciana Agudo, Agustina Fernández, Julieta Fernández, Valentina Fernández, Adriana Gutiérrez, María Lorena Rodriguez, Melisa Rodríguez y Daiana Silva, bajo las órdenes de Ariel Moreno, venció a Italia (4-0), Portugal (5-2), Chile (1-0), EE.UU. (10-0) y Alemania (6-1), antes de caer en la final ante España, por 7-5. La tercera plata llegó en patín carrera, gracias al relevo masculino formado el porteño Juan Cruz Araldi y los marplatenses Ken Kuwada y Ezequiel Cappellano escoltaron a los colombianos en los 3.000 metros en pista.

De la media docena de bronces, el artístico aportó cinco. Dos de ellos en elite: al aludido de la bonaerense Soler en figuras, hay que agregarle el del rosarino Luis de Mattía en la misma prueba entre los varones. Y tres en Juniors: la marplatense Nadia Ortiz Villar en solo dance, la santafesina Catalina Domínguez en figuras y la dupla de los rosarinos Florencia Cecconi y Tomás Masía, quienes repitieron el bronce de hace un año en parejas.

El último, con sabor amargo, lo aportó la Selección masculina de hockey sobre patines, que defendía el título logrado hace dos años en La Roche-sur-Yon (Francia) y llegaba con el aliciente de haber logrado la Copa de las Naciones en Montreux (Suiza) en abril. Los dirigidos por Darío Giuliani (los arqueros Constantino Acevedo, Pablo Gómez y Valentín Grimalt y los jugadores de campo Pablo Álvarez, Reinaldo García, Carlos López, Carlos Nicolía, Lucas Ordóñez, Matías Pascual, Matías Platero y Gonzalo Romero) tuvieron un comienzo arrollador, ganando la “zona de la muerte” tras vencer a Portugal y Francia (sendos 5-2) e Italia (6-1); en cuartos de final se encendieron las alarmas ya que se necesitó de suplementario para derrotar 4-3 a Angola tras igualar en tres en el tiempo regular. En semifinales hubo grandes chances para derrotar a Portugal, pero los errores propios y la gran actuación del arquero luso Angelo Girao fueron decisivos para una concluyente derrota por 5-0. Por el bronce, con el orgullo tocado, hubo victoria por 4-2 ante los italianos.

El balance global de los 11 podios marca un retroceso argentino si se compara con los últimos torneos individuales. Argentina había logrado una docena de podios en el Mundial de artístico de Novara 2016 (dos oros), seis en velocidad (tres doradas) en Nanjing 2016 y había ganado un oro y un bronce en hockey sobre patines en los respectivos mundiales de mayores.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s