EN NOMBRE DE VALO

Los gimnastas y entrenadores llevan adelante una propuesta para que el pabellón de gimnasia del Cenard sea bautizado como Vladimir Makarian en memoria del maestro ruso que fue entrenador nacional por 24 años.

WhatsApp Image 2018-01-12 at 11.35.27

Markarian -con Molinari- en el gimnasio en donde formó gimnastas por 24 años.

Sobreviviente del Sitio de Stalingrado en la Segunda Guerra Mundial, entrenador del multipremiado equipo olímpico masculino de la Unión Soviética, Vladimir Makarian terminó siendo un argento más. Llegado en 1993 como parte de un grupo de entrenadores que llegaron contratados por la Secretaría de Deportes de la Nación tras la fractura de la URSS, entró al gimnasio del Cenard y no se fue hasta el día de su muerte, el 25 de septiembre último a los 79 años.

Pero su espíritu sigue vivo y, por eso, los deportistas y entrenadores que diariamente traspiran y se esfuerzan hasta límites inimaginables en el complejo de la planta baja de Miguel Sánchez 1050 iniciaron una campaña para que las autoridades de la SDN bauticen al pabellón de gimnasia como Vladimir Makarian, así como el microestadio se llama León Najnudel; la piscina, Jeannette Campbell; el complejo de tenis, Daniel Schapira; el sintético del hockey, Adriana Acosta, las pistas de atletismo, Delfo Cabrera y Osvaldo Suárez; el módulo multideportes Carl Diem; el hotel, Pedro Quartucci y los laboratorios, Ramón Carrillo, honrando a quienes engrandecieron al deporte nacional con su aporte directo.

“Desde 2002, cuando vine a vivir a Buenos Aires, estuve junto a él. Me orientó en el deporte y en la vida. Y no sólo a mí. Llegabas a las 9 cada mañana y el Viejo estaba sentado en su silla, observando y enseñando. Creo que sería un homenaje y un reconocimiento a tantos años de trabajo por nuestro deporte”, resumió Federico Molinari, su discípulo.

El finalista olímpico en Londres 2012 viene de un año en el que logró su quinto Sudamericano en Cochabamba (Bolivia) y la tercera dorada en Lima (Perú) y en el que debió afrontar su primero Mundial, en Montreal (en Canadá), sin Valo. Ganador del Olimpia de Plata de la especialidad y con 34 años recién cumplidos (el jueves 11 de enero), a Molinari -quien sigue la herencia de Makarian guiando en el equipo nacional juvenil a Julián Jato y enseñando a niños en su escuela en Don Torcuato- le espera un 2018 con tres grandes objetivos: en mayo, Juegos Odesur en Cochabamba; en septiembre, el Panamericano en Lima (clasificatorio para los Juegos Panamericanos 2019) y en octubre, el Mundial en Doha (Qatar).

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s